Mediante un ejercicio de escritorio evalúe cómo su equipo de seguridad responde a un escenario de ataque real.

Una prueba de escritorio le permite a una organización, en forma rápida, simple y no invasiva, evaluar escenarios de riesgos y prepararse ante un ataque real. A través de la simulación de un ciberataque, en un escenario previamente planificado, a los participantes del ejercicio se le presentan eventos que van ocurriendo a lo largo de la línea de tiempo del ataque. Los consultores van observando las acciones y respuestas que realizan los equipos de detección y respuesta (SOC, CSIRT, etc.) y, de esta manera, toman nota de las fortalezas y oportunidades de mejora identificadas.

A través de nuestro partnership con la consultora Mandiant, una compañía de FireEye, experta en respuesta a incidentes de seguridad, nuestro servicio le permite: